venerdì, giugno 17, 2005

tus miraditas... me estan matando...

A petición de alguno de los lectores de este blog (ahora llaman sintomatología compleja a ponerse más caliente que el palo de un churrero) voy a postear con el fin de desplazar a Travis (anda, vente a vivir aquí cerquita: a mi sofá, a mi cama...) a un lugar en el que no sea tan brillante su presencia (aunque siempre se podrá bajar a verlo).
A lo que iba: miradas. No se, es algo que me queda de mi estancia en Roma, de esos meses. En el metro, en el autobús, en el tranvía, en las colas de muchos sitios... la gente mira. Unos miran a otros, otros a unos, tras gafas de sol, de ver o sin ellas, ojos grandes, ojos pequeños, de todos los colores... (ojos de la cara todos, eh!) Es un juego de miradas que en realidad no se a que viene pero que es extraño mantener aquí. Allí no tenía (por lo general) tanta carga sexual como tiene ahora, aquí, para mí. Allí era eso, un juego, un entretenimiento más cuando te desplazas de una punta a otra de la ciudad. Aquí no, aquí tiene tensión sexual, solo miro (no se si con ojos de deseo) a aquellos que literalmente me ponen: los que están muy buenos, los que me resultan guapos... (Si me pagaran por cada mirada que dedico, seria rico).
El juego, claro esta, no termina en uno mismo, es ahí donde empieza. Las personas a las que miras (muchos de ellos) te miran a ti, tu a ellos... Y porque las personas a las que miras desaparecen en el bullicio de la ciudad, que si no, sabe lo que quiera que sea que haya por ahí, lo que pasaría... (que más quisiéramos algunos).
¿Decís que a que viene esto? Pues a que he recordado la mirada que me dirigiste (mejor, me correspondiste o mantuvimos) el otro día. Si, tu, el chico alto, de ojos azules que estaba en la barra del bar, con esos vaqueros... ¿Te apetece seguir con la segunda parte del juego?

7 commenti:

mikgel ha detto...

Ahora me da pena que Travis se haya ido. Jajajaja.

Que todo el mundo se mire debe tener un inconveniente. Será más difícil saber qué miradas llevan intención.

Yo también soy muy mirón, pa qué vamos a negarlo.

¿Nos habremos cruzado alguna vez por la calle? ¿nos habremos mirado?
Sí, tú y yo. Curiosas preguntas.

Mirador ha detto...

Te aseguro que no, tú y yo no nos hemos mirado nunca, lo recordaríamos... tú te habrías dado una "hartá" a reir y yo habría alucinado (seguro); porque uno ya enseguida alucina XD.

luigi ha detto...

Mikgel, con tantas coincidencias, seguro que hemos estado alguna vez en el mismo sitio y a la misma hora. Y lo mismo tu (yo te puedo asegurar que no) te estabas besando con otra persona. (pero mira que las canciones que me vienen a la mente).
Mirador, no entiendo porque habrias alucinado. Lo de reirme pues puede, porque me encanta reirme (ahora, escribiendo, lo hago) tanto como...
Anda, va, una mirada lasciva para cada uno.
P.D. Pero mira que esta bueno Alessandro Gassman en Hamam el baño turco...

Mirador ha detto...

No he conseguido bajarme esta peli, pero si teneis oportunidad de bajaros Hammam 2004, de Cadinot, (porno of course),ya me direis....a mi me ha parecido de lo mejorcito, dentro del género se entiende.

Ismael Álvarez ha detto...

Ays... las miradas. A mí me encanta mirara. Muchas veces juego con los que miran, a ver quién aguanta más tiempo la mirada... jeje. Siempre suelo ganar yo... Pocas veces mirando a alguien me he sentido avergonzado al ver que él también me mira... ;)

Por cierto, Mikgel, genial la de Hammam 2004, aun me duele la entrepierna... jajaja

Ismael Álvarez ha detto...

Me equivoqué de nombre, quise decir MIRADOR... ;)

mikgel ha detto...

Chiquetete no por favor!!!!!!!
Difícil que yo me estuviera besando con alguien en público, creo que lo he hecho solo un par de veces y debía ser por... 1998 o algo así. Lo que sí es probable con tanta coincidencia geográfica es que nos hayamos visto alguna vez.

Ya serás menos risible, Mirador. Ah, e imperdonable que no hayas visto Hamman el baño turco. Maravillosa película donde las haya. Yo la he visto dos veces. En su día en el cine y luego repetí en la tele. El Gassman para hacerle un favor. Qué envidia... bueno, mejor me callo que si no la habéis visto os la reviento.

Esa porno me la apunto por si cae.