mercoledì, marzo 07, 2007

situacion surrealista

Eran las cinco y pico de la madrugada del jueves al viernes. Acababa de llegar a casa. Me dejó en la puerta un tío moreno, alto, ancho, con ojos claros, manos grande y buen culo. ¿Un ligue? No. El fontanero de urgencias. Una lastima que no fuera un ligue, o quizás mejor que no lo fuera.
Había llegado a mi casa sobre las 3, de tomar algo por la Alameda, en una enésima cita con alguien con el que nunca pasa nada. Al entrar en el bloque escuché un sonido de agua caer, y pensé: ¡Dios mío que coño pasa ahora!, mientras subía, viendo que el agua caía en cascada por las escaleras. Así hasta que llegué a los lavaderos que hay en la azotea, pensando que alguien se había dejado abierto el único grifo que hay. Pero al ir a cerrarlo me metí en dos palmos de agua que inundaban el lavadero, converse de caña alta incluidas (que trabajo me ha costó quitármelas); y comprobé que el grifo no estaba (si, no estaba). Así que decidí bajar al semisótano a cerrar la llave de paso general del edificio (que listo que es el hijo de mi madre) y como no sabia por donde empezar a recoger se me ocurrió avisar a Pepita (vecina del 2º B) que se puso a ayudarme. Menos mal que Susana (3º C) escuchó ruido y salió también con su nuera, y entre los cuatro nos pusimos a recoger agua desde la azotea al semisótano.
Como el bloque estaba sin agua, para que los vecinos pudiesen lavarse por la mañana (el que se lave) llamé a un fontanero 24 h, de esos de cupón de descuento de Paginas Amarillas. A estas alturas es tarde para explicar que soy el Señor Cuesta de esta mierda de comunidad, y que el grifo con un trozo de tubería lo debió mangar un quinqui de los que pasan cerca de mi bloque camino de noquierosaberdonde para venderlo y comprar drogainas para endrogarse. Así que me puse a esperar al fontanero que me cobró 190 y no se cuantos euros que aun no me han abonado los administradores, por anular la tubería (espero que hasta que decidamos volver a ponerle un grifo).
Como había que pagarle en efectivo, me acercó en el coche al cajero y hablando, como me daba que no era de aquí, le he preguntado que si era de Sevilla y me ha dicho que no que era de... ¿de donde puede ser un fontanero 24 h que llega a tu bloque a las 4 de la mañana? ... Un apartamento en Torrevieja para el que lo adivine… Pues si, de mi maravilloso y querido pueblo. Es ya lo último que me quedaba por escuchar esa noche. Por poco y no estoy aun con la boca abierta. Nacido y criado allí y luego en Barcelona de donde se vino hace no se cuanto.
Si es que ya lo decía mi profesora de Filosofía de COU, que te vas al Everest con una tienda de campaña, y al lado aparece uno de mi pueblo. Lo que no se es si a todos los que son de pueblo les pasa lo mismo. Porque es que yo me los he encontrado en todas partes.
¿Sorprendente? Espero que si. ¿Divertido? Bueno, divertido al día siguiente que estuve todo el día zombi perdio en el trabajo y en la calle. Pero surrealista como las cosas que solo a mi me pueden pasar.

9 commenti:

Vulcano Lover ha detto...

A mis primos, que son de un pueblo pequeñin de la Coruña, también les pasa eso... Allá donde vayan... Nueva York o pekín, Sevilla o Madrigal de las altas torres... siempre aparece allí uno de su pueblo (yo lo he visto con mis propios ojos)

Deben ser cosas que pasan en algunos pueblos. Yo del mío nunca me encontré a nadie, por ejemplo.

Besos, guapo.

Mart-ini ha detto...

Joé... un sábado hace un par de años me escapé al Sevilla con unos amigos. Yo conducía y llevaba un Simca 1200 y, despues de perderme en triana y to, lo aparqué cerca del puente de la barqueta (uno que hay cerca, no se si es ese) ¡¡¡Y me lo dejé abierto!!! El chiste de la historia fué que a media tarde me llamó mi madre al movil para decirme que habían visto el coche abierto en sevilla, que fuera a cerrarlo...

De suponer que no lo robaron... pero en fin...

Mart-ini ha detto...

Por cierto, el puente estaba cerca de "Isla Mágica" que es a donde íbamos....

Pedro ha detto...

Yo que soy de pueblo te digo que sí, que a todos nos pasa. Los de mi pueblo tenemos una fama de golfos y fiesteros que ya no hay quien nos la quite. Así que cd digo que soy de Aznalcóllar siempre aparece alguien que conoce a alguien o que ha vivido en y que te dice "Vaya tela Aznalcóllar!" Y eso cd no te encuentras de repente con alguien de tu pueblo ( y que yo que soy un desastre no reconozco) en el lugar más inesperado.

Me encanta ser de pueblo! Y viva Aznalcóllar y Mairena!:p Eras de MAirena, no? O me lo he inventao?

Besos.

luigi ha detto...

¡Vulcanito! ¡Guapo! Si tu llevas tanto fuera de tu pueblo que ya no conoceras a nadie por alli... jejeje. Al menos no soy al unico que le pasa, y eso que el pueblo de tus primos debe tener muchos menos habitantes que el mio... jejeje. Un beso fuerte.
Mart-ini... jajaja. Si que es ese, el de la Barqueta. Se supone que el que vio tu coche era alguien de tu pueblo ¿no? Un abrazo sin permiso
A mi también me encanta ser de pueblo, aunque a veces me ponga negro cuando voy y veo que la gente no es capaz de superar ciertas cosas... Pero me encanta. Y bueno, lo mio es encontrarme a gente que lleva tiempo fuera o que tienen familia en, o conocen a... como tu vamos, jajaja. Y no, no soy de Mairena, aunque suena parecido... Un beso

ekiots ha detto...

las averías de la comunidad unen mucho a los vecinos en situaciones adversas.... es como antes... que entraban hasta la cocina y te cogían la sal sin pedirte permiso....
lo digo porque a mi me toca estos meses la presidencia de la comunidad de un edificio centenario... y siempre ocurre algo surrealista.
un saludo... a ver si aparezco por aquí más amenudo...

Enis del mar ha detto...

No se como lo haces. Flipo.

Azul_oscuro ha detto...

Si es que lo que no te pase a ti...jajajaja...
Aunque te juro que lo de la gente del pueblo por todos los rincones mas insospechados no puedo!!jajajaja...alucino
bezoz hermozoz
pd. que te tengo que contar una cosa que le paso a Laura que te vas a mear, relacionada con eso de la gente del pueblo, muaaa

delirante ha detto...

Endeluego...
yo ya me lo empiezo a creer... lo de tu pueblo roza lo paranormal!

de todos modos la historia al completo (y más aún si es contada en persona) transita entre lo surreal y lo extraño, pasando por lo hilarante y acabando en carcajada inevitable

que no dejen de pasarte estas cosas, tremendas y geniales! xD

bezito!