martedì, novembre 14, 2006

ni arre que trotes ni só que te pares

Para para para. Echa el freno. No empieces, que ya eres grandecito. No te das cuenta de que siempre haces lo mismo. Conoces a alguien, quedas, te parece mono y empiezas a recrearte. Y no te cansas, por mas palos que te llevas. Subes y subes hacia un punto desde el que luego la realidad te tira de una patada para estrellarte contra el suelo. Menos mal que, aunque con agujeros, siempre llevas el paracaídas. Por cierto que a ver cuando lo zurces, que esta cada vez mas viejo y gastado.
Como un globo de a duro, de esos que vendía la Perfecta, que hinchas e hinchas pero al que nunca puedes hacerle el nudo. En algunas ocasiones no te dejan ni sacarlo del bolsillo. Quizás mejor así, cuando uno no pierde aliento hinchando un globo que casi siempre, o esta pinchado o alguien explota; aunque el mal sabor de boca es igual, suele durar menos. No esta la cosa como para desperdiciar aire por más que a veces nos empeñemos en hacerlo, aunque sepamos que el globo esta pinchado. Claro que siempre podemos intentar ponerle un parche…

7 commenti:

Anonimo ha detto...

Amor, amistad, trabajo... pero es que la vida siempre está hilvanada de expectativas... Vivir sin ellas no sería lo mismo. Porque en la otra cara de la misma moneda del golpe frío sobre el suelo, esa de la explosión del globo rígido que contenía ese aparentemente imperceptible agujero por el que ha explotado... pues en la otra cara están las noches de inolvidable pasión, de caricias detenidas, de indeleble amor, de fuego desatado... Es así la vida, no tener para tener, querer más y no llegar para no imaginar y de repente, tener de más...
Mucho deseo se escapa entre esas palabras, querido Luigi, mucho deseo... Ese que vamos a domar poco a poco, para que el zumo sea siempre rico de beber... Si quieres, ven comigo y te cuento. Sí, allí arriba, en el globo... tú y yo.

Pipistrellina ha detto...

Pero si no tuviéramos estas cosas sería muy triste...
A mí me da que está a punto de llegar una persona muy especial... Aunque le dará algo a quien tú y yo sabemos! ajajjaajjajaajaja

Qué pechá de reir me dí anoche con 'el gato cósmico' jajajajajajaa

Besazos guapooooooo!!!!!!!

Espero que ya estés curadito del tó!

NaT ha detto...

Mientras o sea un globo aerostático... puedes soplar lo que quieras, el aire se ira siempre por alguna parte, por alguna razón y a veces es mejor que se vaya escapando poco a poco a que no explote de golpe, eso siempre nos termina por hacer daño.

Besos mi lindo niño!!!!

Pedro ha detto...

¿Dónde quedó aquel tiempo donde soplabamos sin miedo en el interior de los globos?
Con estas cosas, como con todas, creo yo, uno nunca sabe qué hacer. A veces porque soplamos más de la cuenta y el globo estalla, a veces porque soplamos tan poco que no se termina de inflar nunca. Lo mejor es dejarse llevar y soltar tanto aire como nos pidan los pulmones. Así, al menos sabremos que hicimos todo cuanto pudimos.

Un beso y un puñado de globos de colores.

Enis del mar ha detto...

Dejate de globitos.
Haz que tus pies te lleven por el sendero terrestre de la vida. Busca tu camino.
Y si subes... no dejes de mirar abajo, y tener lastre, te será útil.

Raúl ha detto...

Holitas Luigi!!
Aquí estoy, sin previo aviso ni autorización. Me colé en tu blog, en tu interior, en tu vida...
Fue inevitable hacerte saber que no eres el único que ser sobre este mundo que se alimenta de ilusiones. Pareciera algo escrito por mi, ya que me sucede lo mismo cada vez que he conocido a alguien con el que me he estado escribioendo por internet. A veces no entiendo porque la gente cambia tras una primera cita, y yo me quedo ahí como un estúpido, con mi sonrisa, creyendo que todo seguirá igual o mejorará desde ese momento, pero la mayoria de las ocasiones no resulta así. Eso me entristece, porque uno siempre va con sus mejores intenciones, ofreciendo su amistad, su cariño, y despues te ignoran completamente. No se que esperan de mi, o quizás si lo sé, pero no estoy dispuesto a darlo sin apenas conocerle. Por qué lo llaman amor, cuando quieren decir sexo?... sería una buena pregunta.
Despues están lo otros, los que no conoces, o no están lo suficientemente cerca de ti como para poder verlos a menudo, esos que bien podrían ser la persona que toda la vida estás esperando, los que sienten como uno mismo, los que aún no cambiaron sus neuronas por espermas. Los que comparten sensibilidad, gustos, y hay una gran afinidad entre ambos, pero que al no estar al alcance de nuestra mano se van alejando poco a poco... Ni siquiera te queda de ellos una amistad duradera,... En fin, no te lo niego, me siento un poco cansado de ilusionarme, soñar, creer,... Solo espero que antes de que mi globo explote alguien me encuentre y pueda disfrutar de mi sonrisa, mi alegria, y de esa felicidad que siento siempre por el simple hecho de vivir la vida.

luigi ha detto...

Raúl... no te vayas... vuelve...