mercoledì, aprile 11, 2007

un día es un día

Dicen que nunca llueve a gusto de todos, pero hay días en los que la cantidad de lluvia que algunos necesitamos o que podemos soportar es la exacta. Te levantas cansado y exhausto, aun con el último suspiro entre los dientes, pero a la vez sonriente y feliz. Y es que hay días rarísimos en los que uno siente que las cosas están bien así. Que el equilibrio conseguido con el tiempo es más que correcto y que no hay necesidad de ir dando pasos en falso para perderlo, y mucho menos pasos atrás, pues ni retirarse ni probar tácticas que otras veces fallaron parecen ser las mejores opciones. Lo único que me preocupa de estos días es lo escasos que son, pero siempre disfrutándolos lo máximo posible.

8 commenti:

Vulcano Lover ha detto...

Le perfección siempre dura sólo un instante... lo suficiente para que así nos lo parezca. Si durara más comenzaríamos a poner defectos...
Disfruta del equilibrio... y cuando puedas, mándame un besito.

luigi ha detto...

¿Solo uno?

David ha detto...

Con este tipo de reflexiones (que yo también me hago a menudo) siempre me surge una duda: ¿somos felices cuando nos conformamos con lo que tenemos, cuando desaparece el nunca satisfecho deseo de algo más?

luigi ha detto...

Se intentara Vulcano, se intentara... a ver por cuento tiempo...
David (2), creo que el deseo de algo más no desaparece. Es más, al menos en mi, no ha desaparecido. Pero si se esta mucho más relajado cuando no tenemos el deseo de algo más como unica meta, y a mi eso me produce una cierta felicidad...

ekiots ha detto...

puede que estemos condenados a la búsqueda... pero mientras, que lo vivido en el día sea lo mejor que nos ha pasado... y que mañana el día nos reporte mayores sorpresas...
besos

Azul_oscuro ha detto...

el deseo y las aspiraciones...por naturaleza somos seres que siempre queremos mas...pero que al mismo tiempo sabemos disfrutar y equilibrarnos en el punto concreto y específico...o al menos lo intentamos(aunque ya se sepa que algunos se empeñen continuamente en añorar todo lo que no tiene que ver con ellos descuidando lo que si y complicandose la vida), y lo conseguimos, como tu apo!y como yo, por suerte!yujuuuu
cuanto me alegra leer esto de tus dedos.Besos mil.

Antinoo Libre ha detto...

Luigi, somos inconformistas, pero yo estoy convencido de que para ser feliz, al menos a ratos, toca aceptar que todo es pasajero, que antes o después una ola borrará la huella que hemos dejado en la arena al caminar...
y bailar mientras haya música, como decían en la peli que vi y lloré el domingo ;)
besos y hasta prontito!

BELMAR ha detto...

;)