mercoledì, aprile 18, 2007

puedo, puede, puedes, no puedo... o no quiero

Puedo...

...tratar de olvidarte. Intentar huir, después de todo, después de tanto. Ir al supermercado y llenar una cesta de todas las cosas que se comen cuando uno se pone un poco triste. Hacer oídos sordos, no seguir el sendero de migas que me dejas sin darte cuenta y perderme por el bosque en busca de nuevas aventuras. No temo a los lestrigones ni a los cíclopes ni al fiero Poseidón. Llenar mi tiempo de todas las actividades, de todas las ocupaciones. Puedo beber hasta perder el conocimiento y el control. Dormir en otras camas, con otros cuerpos. Pero al día siguiente sigues estando ahí, en mi cabeza, junto con la resaca. No puedo olvidarte. Tu lo sabes. Y yo también lo se. No me engañes.


¿Puedo?

¿Es políticamente correcto? ¿Está bien visto atiborrarse de todas esas porquerias que se compran los dias que uno quiere olvidar? No hablo de los helados de chocolate que nos muestran algunas series ñoñas. Hablo de patatas fritas, de aceitunas, galletas saladas, trozos de queso, galletas de chocolate, roscos y algun fiambre... De todo un poco o de todo un mucho, pero todo mezclado, para intentar matar cierto ansia que viene de visita de vez en cuando. Esos días de primavera ya tontos de por si en los que te ataca el desengaño de los amores cojos. Incluso cabe la posibilidad de beber solo en casa, una cerveza, dos... una litrona yo solo. ¿Esta bien visto? ¿O solo el helado de chocolate entra dentro del glamour que la sociedad nos presupone a muchos gays?

Pueden

Me pueden robar el cuadro del manillar de la moto. Me pueden robar si quieren la moto entera. Jode, claro está. Pero jode más cuando es en una bocacalle de Plaza Nueva. Seguramente una de las zonas más transitadas de Sevilla. Y te cabreas cuando vienes de tomar algo en el Salvador, donde la policía estuvo parada cerca de veinte minutos, intentando intimidar a quienes bebían cervezas sentados en los escalones de la iglesia, como si no tuvieran nada más que hacer. Pero claro, que la gente beba o no beba en la calle, haga o no haga botellón es un problema mucho más importante que el que uno no pueda dejar la moto en una de las principales plazas de la ciudad sin encontrarse solo la mitad. Donde irá a parar.

9 commenti:

Mart-ini ha detto...

Nada, nada...

Un besico en la mejilla y me sonries ¿vale?

CesU ha detto...

ay dio'!! bueno, por lo de la moto, pues me quedo tranquila qe eso no pasa solo en argentina (no es qe me alegre qe te hayas encontrado la mitad del transporte, es qe me sorprende, porqe tu relato hace parecer qe la hubieras dejado en la avenida 9 de julio en buenos aires, donde los policias hacen lo mismo que cuentas tu! vaya casualidad! je)
y por lo de la "angustia oral" pues PUEDES COMER DE LO QE QIERAS, INCLUSO MEZCLAR CHOCOLATE CON MAYONESA, PUES QE COÑOS IMPORTA LO QE NOS DIGA LA TV QUE HAY QE COMER EN ESOS MOMENTOS, SI DE TODAS FORMAS, LO QE SE LLENA ES EL ESTOMAGO Y NO EL CORAZÓN!. pero bueno, lo ideal seria qe ataques esto por otro lado, aunqe es como dices, por mas qe uno llene su tiempo, no es facil olvidar.
pero mi niño! intentemoslo! qe dicen por ahi NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA! y por supuesto que SIEMPRE QE PARO LLOVIO.
besotes, y te mando una bandita (o como le llamen alli a lo qe nosotros le decimos CURITA) para emparchar ese corazoncito, eso si, VA CON BANDERA ARGENTINA! CON EL SOLCITO Y TODO!!! para que al menos qede bonito hasta qe cicatrize!
un abrazo!
cesu... como siempre DEL OTRO LADO DEL CHARCO!

Enis del mar ha detto...

Ay, a mi con la enfermedad, la ansiedad y la tristeza me da por comer. Soy taco de raro. Todo el mundo demacrado, sin apetito y flojo y yo poniendome guarro. Luego me arrepiento, claro.

pontileon ha detto...

Pero chico, no te mates de ansiedad!..vete al cine a ver la versión de Flauta Mágica y así matarás de una sola vez la reina de la noche. Te lo digo yo. Ti voglio bene..

Pedro ha detto...

Como poder, se pueden tantas cosas...
Muy bonito! Y por la moto... no hagas un drama que el otro día mientras te tomabas unas cervezas conmigo (yo zumo de piña:p)no tabas tan preocupao. Jajaja.

Un beso!

Vulcano Lover ha detto...

Ya sabes... quitarse a alguien de la cabeza, cuando es el amor el que lo incrusta, es tarea difícil, aunque no imposible. Pero las disciplinas que exige quizá no están hechas para gente arrojada y vibrante como tú... No te preocupes, eso te hace auténtico. Además, que lo sé yo, más allá de todo eso, sé que eres capaz de dejar que la vida siga corriendo a tus pies, aunque la cutrez supina de esta tierra nuestra a veces nos hunda en la más infinita de las subrrealidades...
Ayer fui a ver la flauta mágica de branagh... te eché de menos... eche de menos tu orejilla prar susurrarte cosas mientras sonaba Mozart...

Besos

David ha detto...

Joooooo no puedo leer estas cosas y con esta música precisamente estos días! Espero que sea la primavera, de verdad. ¡Qué difícil es quitarse de la cabeza a quien la ocupó entera en algún momento! Y se pasa incluso peor cuando esa persona es el presente (el futuro ya se verá), ¿verdad?

NaT ha detto...

Ya verás como esta semanita y la mitad de la que viene se te pasan todas la penas. Que no me entere yo que no sonríes como sólo tú sabes hacerlo.

Un besote bien grande

Jo ha detto...

Yo sé lo que es que te toquen la moto, te entiendo perfectamente. Y eso que nunca he tenido moto, pero me he tirado mucho tiempo encima de una y eso ya queda para siempre...

Ay.