lunedì, ottobre 10, 2005

un poco de agua

Ayer a eso de las cuatro o cinco de la mañana me desperté, no se porque. Fui al baño, y al volver, mire por la ventan de mi cuarto la placita a la que da mi casa, y vi el suelo húmedo en algunas partes. Lo que me llevó a pensar que los niñatos que se pasan las horas bebiendo, fumando de todo y hasta desmontando motos, habían estado hasta tarde. Pero luego me di cuenta de que no, de que había llovido, o de que había caído algo liquido del cielo. Por la mañana, cuando me desperté tenia calor, y abrí la ventana, y note la brisa de los días nublados que me rozaba y al rato me levante. A media mañana cogí el coche y me fui a mi pueblo, a lo de la zapatería, y por el camino, con el agua cayendo fuera, por la ventanilla bajada, me llegaba el olor de la tierra mojada, de la tierra seca desde hace meses que se humedece… Es un olor tan especial. A mi siempre me lleva a la niñez, a los veranos en el campo; a cuando la manguera o los aspersores mojaban la tierra seca; o a cuando caía una de aquella tormentas de verano (como la película Mikgel) en las que mi bisabuela le rezaba a Santa Bárbara, por el pasillo del chalet de mi tío, mientras mi tía preparaba las maletas para irse al pueblo, porque no podía con tanto rayo y tanta agua.
Y hoy igual, esta noche, otra vez agua. Me desperté sobre las cinco o las seis, y llovía, fuerte, y abrí la ventana, y me senté en la cama, con la espalda en la pared, viendo caer el agua. Pensando que quedaba poco para que sonara el despertador; evidentemente, en cuanto me di cuenta de la hora que era, cerré la ventana y volví a dormir.
Ya en la calle, pensé en lo distintos que somos unos de otros, y de cómo en los días de lluvia se nota lo precavidos que son unos (los que llevan el paraguas) y en lo desastre que somos otros (los que aunque sepamos que caerá bastante agua no lo cogemos). Se nota que a unos, los que corren y se tapan con lo que llevan, no les gusta mojarse y a otros no nos importa, miramos hacia arriba, esperando que las gotas nos mojen la cara, que nos mojen el pelo; miramos el rayo de luz que sale de entre las nubes grises…
Pero a mi me ha ocurrido siempre, que el otoño y el invierno me provocan nostalgia, me entristecen, me retrotraen… Pero lo necesitaba. Necesitaba que el exterior acompañara mi interior, que la tristeza esa que me viene algunas veces se viera reflejada en el mal tiempo exterior. Y que la lluvia que limpia la ciudad, me lavara a mi por dentro, me dejara un poco limpio de tanta mierda que acumulo, de tantos desengaños, de tantas colgaderas de quinceañera con carpeta apretada al pecho y forrada con fotos del tío bueno del momento, de tantas cosas…

15 commenti:

Mirador ha detto...

La lluvia no tiene que lavarte nada, tu eres limpio por dentro y por fuera... Lo que si es cierto es que estas lluvias otoñales parece que humedecen y esponjan el pecho por lo que parece que notamos más los latidos del corazón...
Tambien consiguen disimular las lágrimas, por eso algunos vamos sin paraguas...
Un beso.

mikgel ha detto...

Coño, niño, me has emocionado con esta "tormenta de verano" aunque sea otoño, con este cataclismo que te hace aflorar sentimientos. Pero es que yo iba a postear hoy y hablar de la lluvia... cabrón, me lo has quitado.

Precioso, en cualquier caso.

Un beso.

tuno ha detto...

Una limpieza nos viene bien a todo, peor si por dentro estás triste, no busque que el entorno te acompañe. si estás triste, contagiate del entorno, y busca motivos para sonreir (aunque se que a veces cuenst mucho)
Un abrazo

yo ha detto...

Genial el post, reconfortante es la palabra. Pero por favor no te dejes llevar por la tristeza que es muy traicionera. Una dosis esta bien más es preocupante, ademas un poco de melancolía te dejamos pero tristeza no ehhh

Alfredo ha detto...

Santa Bárbara bendita, que en el Cielo estás escrita, con papel y agua bendita, con el Signo de la Cruz, Padre Nuestro, Amén, Jesús.

También por aquí ha llovido.

luigi ha detto...

Mirador: eso de limpio por dentro, será de todo menos de pensamiento. Jajaja.
Mikgel: me da miedo la simbiosis esta. No es la primera vez que uno de los dos adelanta al otro a la hora de escribir un post.
Tuno: aunque no te lo creas, casi siempre sonrio. Soy un risueño. Aunque este triste hay cosas que me hacen sonreir.
Yo: esta vez me gusta, me siento vivo con este punto de nostalgia. Y no te preocupes. Se me pasa pronto.
Besos a todos. Besos de agua.

Javiario ha detto...

jo, pues a mi me han entrado unas ganas de hacer pipi después de leerte!!!

Oye, a mi lo de la quinceañera con la carpeta apretá al pecho me ha encantado... mándame una foto!!!

(párrafo susurrado)Véis... lo que yo digo, que Alfredo es un cura infiltrado... sabe muuuuchoooo.(fin de párrafo susurrado)

Muacas, muacas!! pa que no estés triste tú!!!

Anonimo ha detto...

luigi estoy contigo en eso q dices q el agua limpia por dentro las asperezas de la vida...agua como regenerador de vida, motor vital...tengo ganas de migas con acedias...es lo q pega en estos dias asi...jejeje
muchos besos d tu profesor preferido aNtUaN

luigi ha detto...

Javiario, pues si Alfredo es un cura infiltrado, mejor, ira al infierno solo por leer todas las barbaridades que escribimos. Jajaja. Lo mismo es un cura arrepentido, que seria doblemente mejor (que se que no existe, pero me gusta). ¿Como que una foto? ¿Mia? ¿Pero que invento es eeesssstooo?
Antuañito! Ya te lo he dicho, me tienes que invitar a esas migas.
Besos a los dos

Alfredo ha detto...

¡Qué más quisiera yo que ser un cura infiltrado y vivir como un cura! Lo que pasa es que uno es de los años del Hambre y entonces a los niños monaguillos nos enseñaban estas cosas, como de película de Garci, oiga!

Javiario: ¡tu te la estás ganando, chaval!

Javiario ha detto...

Ya empezamos con las intimidaciones!!... pero si yo no he hecho ná!!!... ofú.

NaT ha detto...

Los días de lluvia sin paraguas son lo mejor de lo mejor. Aqui llueve, yo lo agradezco y el corazón lo agradece.
Besos húmedos (de lluvia ehhh, no pienses en otra cosa)

mot ha detto...

Limpiarse por dentro con el agua de fuera, es algo dificil de hacer, eh? Espero que sirva, y que se vaya por una alcantilla lo más triste que lleves dentro. Y si no llueve, porque aquí el día se ha levantado soleado, no sé ahí, pues eso, que si no llueve, utilices los miles de trucos que existen para hacer magia y sacar un sol de cualquier sitio. Como yo, que no tengo ni idea de hablar en italiano pero mira, a veces me sale, y si me escribes en italiano te entiendo. Será la magia. O serán las ganas. Más bien será lo segundo, ¿no crees?

Un besazo

NaT ha detto...

JAJAJAJAJ.
Gracias por perdonarme... si llego a ver lo de Larios no habría cambiado mi apuesta. Lo que dije, no lo dije con mala intención ehhhh.
Un besazo.

Eneko ha detto...

piuf, a mi ademas, me trae astenia y estoy por los suelos!! ays!! Abrazos!