mercoledì, settembre 03, 2008

pasar o no pasar...

Dicen que a uno su familia le toca, pero que las amistades las elije. Eso es así hasta un cierto punto, porque hay personas que nos acompañan en este largo camino (o corto, según se mire) desde hace muchos años, por lo que se las puede considerar amistades, pero a los que durante muchas épocas del año, lo que te entran ganas es de dejar de tener relaciones con ellas. Alguien puede pensar que es una barbaridad, que las amistades no se clasifican, que eso no son amigos; pero cuando llevan tanto tiempo con nosotros y han compartido y siguen compartiendo con nosotros tantas cosas uno las considera amistades (que no del alma, claro está). Creo que la única razón por la que no rompemos definitivamente con estas personas es por costumbre, porque están ahí, porque si uno las ha aguantado durante quince años, no existe razón por la que dejar de tratarlas los pocos días al año que coincides con ellas; aun cuando la primera palabra que piensas en soltarle es un MADURA o un PIENSA tan fuerte y seco que les haga pasar pagina de una vez. Puede que los que tengamos que madurar seamos nosotros, y pasar de ellos, pero en esa diatriba nos encontramos, y así pueden pasar otros quince años; siempre y cuando no vivamos en la puerta de al lado, entonces la única solución sería mudarnos.

6 commenti:

^____^ ha detto...

uhm... creo que todos hemos pasado o pasamos por esto... pasar o no pasar...

conclusión

no merece la pena

Mart-ini ha detto...

Todos tenemos ese tipo de amistades...

Vamos a Sevilla el 16!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Vulcano Lover ha detto...

Son amistades como curvas cerradas en la carretera... Nos da mucha rabia, cuando vamos tranquilitos por la recta tener que frenar, cambiar de marcha y sujetar fuerte el volante. Pero se hace y punto. En unos segundos volvemos a la recta. Y se olvida la curva...

Pegotito ha detto...

Supongo que te refieres a "Mi organización" y "Mi quinto C" entre otras, no?? yo por mi parte, porque desvincularte de ellas, implica tambien desvincularte de otras personas de las que no me apetece hacerlo... no sé es complicado, pero yo creo que la cosa está en no escucharlas o echarlo a guasa como el sábado, por lo menos nos podemos reir de ellas un rato... aunque a lo mejor no te refieres a ellas, pero por si acaso...
Besos de la gitana + feriant,jajajaja

mikgel ha detto...

Si la molestia solo dura unos días al año, quizá pueda soportarse. Pero si es insoportable, habrá que ser más insoportable que la molestia.

besos.

Anonimo ha detto...

Hombre, creo que todos tenemos o hemos tenido amistades de ese tipo. Te sorprendería lo que es capaz la gente de aguantar sólo por costumbre, como dices, o porque decimos, si lo llevo haciendo hasta hora, por qué no seguir? Yo creo que con le tiempo ellas caen por su mismo peso. He tenido muchas amistades que no me aportaban cosas agradables, los típicos amigos con los que has crecido desde pequeño y de más mayor de das cuenta de que ya no tenéis nada en común, pero cuesta pasar página, porque las personas son algo más importantes que las páginas. Y siempre tenemos la secreta esperanza de que cambien, de que las cosas evolucionen hacía mejor. Cuando te cansas de esperar, te vas alejando poco a poco y cuando te das cuenta, ya no son parte de tu vida sino conocidos viejos. La vida lo pone todo en su lugar. Ejemplo: tengo unos "amigos" con los que compartí la infancia, la adolescencia y muchas aventuras. Pero al descubrirme yo gay, y saber cómo piensan ellos sobre el tema, nos hemos ido distanciando hasta llegar el punto de que sólo nos vemos unas veces al año y en esos momentos, nos saludamos con monosílabos e incomodidades. No tienes nada de que hablar con ellos que te llene, es algo muy incómodo a veces, y más cuando aún
quieres a esas personas o guardes especial cariño hacia ellos.


PD: ENTRÉ AKI PARA FISGAR DESDE
DOSMANZANAS.COM SALUDOS.

leo: libertaslibertatis.blogspot.com