domenica, maggio 06, 2007

amanece que no es poco

Amanece, un día nuevo, quizás una etapa nueva. Y a la vez lo mismo de siempre. Sueños de noches de verano, y olores de primavera en Nueva York. Llegan nuevos seres, nuevos personajes con los que adornar nuestras vidas, o quizás donde o con quien llegar a desarrollarlas por completo. Y alrededor los mismos entornos conocidos de siempre, donde de nada valen nuevas manos de pinturas a paredes que hay que sanear por completo. Mientras fuera el sol empieza a brillar, dentro yo estoy a punto de acostarme. Acostarme para despertar en un rato al nuevo día, con mi lista vieja de sueños viejos sin realizar a la que añadir algunos nuevos sueños que encontraré por el camino. Y en realidad, que más dan los sueños. Los sueños, sueños son. Y mientras fuera amanece... amanece... que no es poco.

10 commenti:

Mugalari ha detto...

... y mientras veo salir los primeros rayos de sol miro hacia atrás y recuerdo los tiempos vividos, las experiencias ganadas, los sueños cumplidos, que generan nuevos sueños y deseos...

Enis del mar ha detto...

Lo peor es despertar del sueño.
Y hay algo peor. Despertar y ver que no está el sueño a tu lado.

Azul_oscuro ha detto...

curiosa coincidencia la de los amaneceres de esta mañana. Asi justo le di los buenos días a una personita especial "amanece...que no es poco"...si es que esta conexión tuya y mia no es normal...
Supongo que lo mas importante es que amanece, y eso si que es ya mucho...de hecho, lo mejor!
besos apo!

Vulcano Lover ha detto...
Questo commento è stato eliminato dall'autore.
Vulcano Lover ha detto...

Los sueños se van adaptando a esa vasija irromplible, desde donde algunos van saliendo a la luz y otros se anquilosan junto a las paredes, dejando el espcio suficiente para que entren los nuevos. Pero mientas haya amaneceres, y nuevas primaveras, la luz moverá todo y veremos todo desde un nuevo principio. Qué más da que se hagan realidad o no, lo más bonito de los sueños es poder tenerlos... Qué sería de la vida sin sueños (aunque sueños sean, que no es poco)

Un millón de besos. Cuando se te acaben llamame que te envío más

Mart-ini ha detto...

Pero siempre quedará Madrid (o era Paris, ains, no se...)... bueno, y quien dice Madrid, dice Sevilla, o Jaén, o Pamplona o Bilbao...

El caso es que los sueños son los que nos hacen movernos... que triste sería ir al cine para "divertirte na'más"... uno va para soñar lo imposible.

Amanece que no es poco, llevas razón, pero ese día es distinto al anterior si te encuentras un poquito más cerca de tus sueños...

NaT ha detto...

Ya sabes que cumplí un sueño, un deseo que pensé que jamás se haría realidad, por ciertas cosas que flotaban en el aire...
Dejando atrás esos momentos de incertidumbre por fin pude verte en mi día especial y pude repetirlo al año siguiente...
¿Crees que los sueños no son realizables?
A mi se me cumplió:
Poder besarte, poder abrazarte, al fin poder conocerte.
Y como ese, se cumplirán muchisimos más. Ya lo verás.
Besos mi precioso caballero sevillano.

luigi ha detto...

...y todas esas personas que vamos conociendo por el camino... como tu... MUGALARI... jejeje. Un beso desde el sur.
Me ha pasado ENIS. Casi siempre. Incluso con alguno al lado he soñado con otro... siempre es otro. Pero ahora me toca a mi... ¿o a ti?
Gracias AZUL ;) A mi me empieza a dar miedo. Que pensemos lo mismo al mismo tiempo puede tener un pase... pero escribir casi sobre lo mismo... me da miedo... jejeje.
Te llamare si se me acaban VULCANO, aunque espero que me duren. No malgasto tus besos. Los aprovecho bien. Desde el primero al último. Un beso fuerte para ti.
Lejos o cerca de los sueños MARTINI, la cosa es que cada dia es distinto y nuevo... Y eso hace que los veamos con un nuevo cristal... Y eso siempre es bueno.
Besos para ti NAT. Guapa! Los sueños son realizables; unos más que otros. Y lo mejor es que algunos se convierten en realidades palpables... como tú... como yo...
Besos para todos!

David ha detto...

Algún día de agosto acompañaba a mi tío a cazar. Bueno, en realidad yo sólo iba de acompañante, por dar un paseo por el campo. La jornada comenzaba como a las 5 de la mañana. Siempre me obsesionaba que ese día no fuera a amanecer, que fuera el primero de la historia en el que las cosas no fueran como tenían que ser.

Ahora sé que somos nosotros los que provocamos que amanezca. Si quieres oscuridad, la encontrarás. Hay que buscar continuamente la luz.

ekiots ha detto...

amaneciendo... aunque solo sea por curiosidad.... qué menos que despertar y ver cómo queremos que nos vaya el día hasta que los elementos externos empiecen a trastocarlo....
yo hoy he amanecido con un guiño a las cosas buenas que me quedan por hacer este año....
besos con ganas de hacerlos intensos en vivo....