mercoledì, agosto 30, 2006

avanzando

Con el dolor que me corre por las venas, sin engañarme, y sin engañarte, se que pienso en ti a ratos; quizás menos que otros días, pero aun pienso en ti. Aunque misteriosamente nunca aparezcas como conectado en mi Messenger, aunque ya no hablemos. Cuando sufro, cuando no lloro, también pienso en ti.
El dolor aun no me deja dormir bien, el dolor y el calor. Por la mañana, cuando abro el primer ojo empiezo a darle vueltas a esta cabecita loca, y ya no puedo volver a dormir. Y es a ti a quien dedico el último pensamiento en la negra noche. En una de esas noches como en las que creí que me podías querer de una forma distinta de la que se que me quieres.
Me planteo las razones sin sentido de la parada premeditada. Las razones incomprendidas, pero que me tomo con respeto y resignación, de que me dejes marchar sin decirme nada. Y me replanteo la rabia que me provocan una y otra vez, intentando defenderte en una lucha entre mi corazón y mi cabeza, que se van tomando descansos cada vez más largos. Una lucha que no tiene mucho sentido, como casi todas, por que por mucho que quiera, se que no puedo odiarte. Solo decirte, entre otras muchas cosas que tu te lo pierdes.
Y se que amanecerá, lo se. Que el dolor negro dejara paso a la luz clara, y quizás la mancha de mora, con otra de mora verde se quite. Y que el brillo de mis ojos se secara, al menos un poco. He pasado por esto, como tantos, una y mil veces, y quizás me queden más. Pero esta vez es distinta por la incomprensión que lo empaña todo. Ahora solo queda esperar, que el tiempo cauterice las heridas; e intentar no dedicar más tiempo ni post a las cosas que no se lo merecen. Y la próxima vez, intentar dar amor a quien sabe apreciarlo.

11 commenti:

luigi ha detto...

Este post, espero, es una especie de remate a los siguientes:
24 de Agosto: llorar palabras y regreso.
31 de Julio: cucaracha.
11 de Mayo: espera.
1 de Mayo: preguntas sin respuesta.
28 de abril: ...
Y escribiendolo me he acordado mucho del de 23 de Enero, llamado 'reproche'.

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios y por estar ahi. Muchas gracias por todo. Un beso fuerte.

Jose Miguel ha detto...

A veces cuesta tanto poner punto final a lo que nos hace sufrir... Pero es necesario. Hoy quizas no, pero mañana notarás un ligero sentimiento de liberación que irá en aumento y te permitirá ver lo que hasta ahora no querías. Frente a lo irracional que resulta depositar nuestro amor en quien no lo merece, verás que no se acaba el mundo, al contrario que es más amplio de lo que nosotros queremos limitar en torno a una sola persona. Hay mil oportunidades ahi fuera, no las vemos pero están y lo apropiado te llegará justo en el momento que de verdad lo necesites.
Un abrazo enorme y sabes que te acompaño en el sentimiento, nunca mejor dicho.
Un beso.

mikgel ha detto...

Es importante que vayas sacando un pie de la tiniebla, que te den los rayos del sol y el frescor de la mañana de la vida en la cara.

Eso significa que dentro de poco estará aceptablemente lejos.

Vivas ha detto...

A fin de cuentas, lo mejor es desahogarse, libera el cuerpo de tus preocupaciones.

¿Pero qué es la vida si no una lucha contante entre las decisiones tomada con el cerebro y las tomadas con el corazón? No deberías amargarte de esa manera por la gente que no te merece. Sé que es difícil, porque a mí también me ha pasado (y recientemente además).

Que tengas mucha suerte amigo, y espero que el siguiente post sea para decirnos que estás mejor ;)

Un abrazo.

Javiario ha detto...

Luigi, el mundo está lleno de gente egoísta. No pierdas el tiempo con ellos.

Deberías pensar en quererte más a ti mismo. Quien no te merezca pues que le den, simplemente no está a tu altura.

Liberate (poco a poco) de ese pasado irracional sin respuestas, déjalo atrás, para enfrentarte a un futuro lleno de posibilidades.

Sergio ha detto...

Mmmmm...... yo voy a ser menos poeta!
Quedamos a tomar una cervecita en el Salvador?!

Vulcano Lover ha detto...

Es muy injusto qeu el amor no sea siempre un sentimiento correspondido... Tus palabras me acercan a procesos de retórica del silencio que yo he vivido (a algunos que tadavía vivo, aunque sea en secreto). Y me emociono... Cada pérdida, nos hacemos más fuertes, es lo más positivo qeu se puede sacar, creo que te lo he comentado alguna vez... Pues en fin... Ese messenger siempre desconectado suena demoledor... Quizá lo mejor es eliminarlo...

Un abrazo (qué envidia, una caña en el Salvador, hace años que no me tomo ninguna... a ver si en mi próxima visita cae...)

Aquiles ha detto...

todo cicatriza, hombre... los caminos del amor son inexcrutables, y pensarlos no suele llevar a nada más que a la autoflagelación. Sin embargo, si fuéramos convenientemente prácticos, no existiría la literatura ni textos tan sinceros como éste.
un abrazo

Shi_quillo ha detto...

Acabo de conocer tu blog, y es una pena que tu facilidad para expresar sentimientos en tu blog sea por motivo de una ruptura. A ver si el tiempo te cura pronto las heridas y tu literatura se vuelca al optimismo. Se que es fácil decirlo, pero no hay mal que 100 años dure. Ánimo y apóyate en los amigos que son la mejor medicina

Pipistrellina ha detto...

¡Mi niño! espero que de verdad éste sea el último post... porque, realmente, no se lo merece. ¡No te merece para nada! y es una pena que te deje escapar... yo te cogería y no te soltaría nunca más! Pero él se lo pierde!! y alguien así no te merece. Pronto aparecerá alguien que sepa apreciar todo lo que vales... por eso tienes que estar 'libre' para cuando aparezca y así te podrás dar cuenta. Mientras, a seguir tan contento como siempre... que no soporto ver triste a alguien tan alegre como tú. ´
Verás lo positivo que es el próximo post!
¿Y si hacemos algo este finde? síiiiiii!!!!!!

¡TE QUIERO MUUUUUUUUUUCHO!

NaT ha detto...

Ayyyyy niño!!! estoy con Pipistrellina y ella te conoce mucho más que yo. Quien no sepa valorarte ni quererte como te mereces, no sabe lo que se pierde. Porque yo he podido abrazarte y saber lo reconfortante que son tus brazos. Porque me he reído con tu risa y eso es algo que no se olvida. Porque siempre tienes una palabra amable en los largos silencios. Porque he visto esa luz que irradias y se han disipado las tinieblas. También he llorado con tus tristezas y tus desacuerdos contigo mismo y con el mundo que te rodea; quien no pueda o no quiera compartir todo eso y muchas cosas más que ofreces, no es alguien que merezca la pena. Sí, es fácil decirlo y difícil olvidar, porque el corazón no atiende a razones. Sólo hay que domarlo un poco, resetear esos momentos y dejar hueco para todo lo nuevo que ha de venir, porque vendrá.
Así que ya sabes, este finde a salir, a tomarse unas cervecitas, a celebrar todo, a ser feliz… tienes mucha gente que te quiere, de otra manera… pero te quiere. Yo entre otros/as muchos/as